Una de las pocas cosas positivas que aprenderemos esta época que estamos viviendo de Covid-19 es justamente esto, la relevancia e impacto directo que tiene en nuestras vidas la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) para avanzar en procedimientos, tecnología, pruebas, terapias y un sinfín de acciones que sin duda harán que nuestra vida mejore.

Esta impredecible pandemia de la Covid-19 ha hecho temblar los cimientos de las estructuras farmacéuticas de todo el mundo, las cuales se han puesto manos a la obra en tiempo récord compartiendo avances que en otras situaciones serían impensables por motivos económicos, según ellos mismos han ido avanzando en distintas publicaciones especializadas. Ha sido una fructífera colaboración en materia de I+D+i y, además, a contrarreloj. Laboratorios, gobiernos y otras empresas privadas han demostrado que cuando la prioridad es la salud se puede movilizar toda la industria científica para conseguir objetivos que a priori parecían imposibles: conseguir una vacuna fiable en menos de un año.

BIOVAC: I+D+i en el sector sanitario
Tecnología e investigación en Laboratorio Biovac

El espíritu de I+D+i está intrínseco en los procedimientos sanitarios. Avanzar continuamente es parte de nuestro día a día, lo que implica conocer de primera mano que sucede en nuestro sector, informarnos de fuentes fiables, probar nuevos caminos y soluciones en nuestro día a día, equivocarnos y vuelta a empezar.

Se trata de un trabajo muchas veces poco reconocido dado que el recorrido es largo y arduo, pero la recompensa va mucho más allá de lo económico. En este sector la profesionalidad y la constancia en esta labor tiene un motivante que probablemente en ningún otro sector se dé: repercute directamente en el bienestar de las personas.

Esta recompensa directa en la mejora de nuestra calidad de vida lograda lo largo de los años por multitud de avances médicos como conocer la estructura del ADN, el uso del éter etílico para anestesiar, la penicilina, la insulina y muchos más han sido fruto de personas que no se limitaron a sus funciones básicas, si no que tuvieron el empeño, la valentía y la constancia para ir más allá y brindarnos unos descubrimientos que han hecho que a día de hoy muchos de nosotros tengamos vida, que se dice pronto. Además, lo hicieron sin que se hubiera conceptualizado el I+D+i e asumido, con ello, la relevancia e impacto, por lo que el éxito es doble.

Ellos son nuestro reflejo y nuestra motivación, a ellos queremos parecernos y continuar así siendo la empresa que aporta soluciones del más alto nivel para mejorar el bienestar de las personas.

Biovac

Acerca de Biovac

Deja una respuesta