La osteointegración es el término utilizado en ámbito médico para referirse al crecimiento óseo que se produce en un implante de metal o titanio. Durante décadas, se ha utilizado para cirugías donde se han reemplazado articulaciones y, en los últimos años, en cirugías de amputación.

¿Desde cuándo se aplica la osteointegración?

Fue en 1965 cuando la osteointegración se utilizó por primera vez y gracias al profesor Per-Ingvar Branemark. Esta vez insertó implantes de titanio en el maxilar superior e inferior de un paciente como puntos de anclaje para implantes dentales.

En la odontología fue una técnica muy bien recibida y ya fue sobre el año 1990 cuando se utilizó por primera vez en un paciente amputado por encima de la rodilla, insertando una prótesis femoral intramedular femoral transcutánea.

¿Cuándo realizamos la osteointegración en amputaciones?

Osteointegración de cadera. (Imagen: Vecteezy).

Cuando se realizan reemplazos de miembros por osteointegración, es posible realizarlos en los huesos del fémur, la tibia, el húmero, el radio y el cubito.

Y si analizamos las ventajas de los que se someten a cirugía de osteointegración frente a los pacientes con prótesis convencionales, destacaríamos las siguientes:

  • Mejora indiscutible en el movimiento
  • Mejora progresiva en la movilidad de la prótesis
  • Progreso en el control de la propia prótesis
  • Reducción del dolor nervioso que sufren algunos pacientes
  • Disminución de irritaciones en la piel y los tejidos blandos de la prótesis tradicional

Y es que la osteointegración es el proceso por el cual las células óseas son capaces de adherirse a la superficie metálica. Gracias este proceso, el paciente siente como si la prótesis formara parte de su miembro o cuerpo y actividades rutinarias, como andar, resultan más naturales y fáciles de llevar a cabo.

Y es por ello por lo que, en la actualidad, se desarrolla la técnica quirúrgica que logra el anclaje fijo y permanente de extremidades artificiales, al hueso restante o remanente de un brazo o pierna.

En España fue en 2019 cuando un paciente malagueño de 48 años recibió una prótesis para su pierna amputada mediante esta técnica de osteointegración.

La osteointegración también es el fenómeno en el que un implante se fusiona totalmente con el hueso y que no se podría separar sin previamente fracturar.

La cirugía de osteointegración es una técnica muy segura y ofrece resultados excelentes a largo plazo, sin embargo, hay que estar atento a posibles complicaciones con infecciones, fracturas periprotésicas o aflojamientos asépticos y estar siempre acompañado por un equipo multidisciplinar sanitario.

Contacta con nosotros sin compromiso

Contacta con Biovac y consúltanos cualquier duda. Estaremos encantados de atenderte.

Biovac

Acerca de Biovac

Deja una respuesta